HERENCIA

te dejo las cicatrices
de mi triste locura
de los cadáveres
anticuados
de mis viejos temores

te dejo mis alimañas
mis miles excusas
y malos humores
mis humillaciones
y un dolor
que aún sangra

te dejo, ante todo
mis esperanzas
un Cristo frutal
para que des de comer
a todas las naciones

te dejo mi telar
para que tejas
sobre las eras del mañana

para que borres
con pasos de valor
los errores
del hombre

y cuando llegues
al final
te mires en la cumbre
y te digas

gloria al hombre
que da firme los pasos
y no mires hacia atrás
sino mires en la gente
los ojos de un nuevo mañana...

The Bohemian Prince


VOTÁ Y COMENTÁ LA OBRA

2 comentarios:

  1. wow muy hermoso me encanto!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Dejarle el mal humor... eso esta genial!!
    un beso

    ResponderEliminar