Febril

Era un brindis luminoso

de velas asombradas,

esperando el anochecer.

Cuánto asombro escondido

en los ángulos parpadeando

entre la tenue luz.

Danzaba azul el silencio

en tu mirada obstinada,

descendiendo en el estrecho profundo

de mi pecho agitado

en sus dos blancas gaviotas.

Y la noche avanzaba

y avanzaban tus manos

húmedas de pasión.

Se hundía la brisa de abril

escarbando en los acantilados

limitándonos en el febril espacio..



stella maris taboro


SAN JORGE STA FE


VOTÁ Y COMENTÁ LA OBRA

5 comentarios:

  1. Precioso me gustaron estos versos

    ¨Danzaba azul el silencio
    en tu mirada obstinada¨

    Excelente poema.

    saludos fraternos con cariño
    un abrazo

    besos

    ResponderEliminar
  2. Vilma:
    Hay un premio para Uds. en www.belenprosayverso.blogspot.com
    (nunca se donde dejarte los comentarios personales).
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  3. Hermoso poema, coincido con Adolfo que te quedaron bonitos esos versos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Bién sabes que me llegas con tus poemas, cada verso es un pájaro en primavera, una luz en las tinieblas, Felicitaciones
    un abrazo
    María Rosa

    ResponderEliminar
  5. FELICITACIONES POR EL PREMIO
    UN ABRAZOTE AMIGUÍSIMA1!
    MARÍA ROSA

    ResponderEliminar