FE

de Evangelina Arroyo

hombre nuevo:


su piel de páramo

abastece los caminos

su semen-herrumbre

grita

una obstinación

de cadenas

que aguardan

el frío

de cada muerte

en cualquier época del año

absorbe

la vigilia

para despegarse

tanta niebla de los ojos

tanto arcano mayor

en el bolsillo

perturbado

por exceso de angustia

renace

todas las noches

para volver a creer

que la magia

todavía envuelve

1 comentario:

  1. Excelente poema!¡Felicitaciones!
    Elsa Tébere

    ResponderEliminar