PULSO DE LA TIERRA





Quisiera perdurar en todo aquello que amo;

Dejar huellas, no importa cuan profundas,

Que denuncien mi paso;

Se que no es suficiente atesorar mensajes,

dulces fotografías que el tiempo

esfumará, como a estos versos

escritos en el viento de la vida. Quiero algo más:

un código secreto, un lenguaje inviolado, una ringlera

de pequeñas señales escondidas

precariamente, casi a flor de aliento,

quedarme entre espadañas y juncales,

ser chillido de urracas en la siesta,

la corriente del río, el camalote,

la incipiente memoria de la hierba…

Pienso este mimetismo-fantasía

Porque me duele irme sin proyectarme en nada,

sin regreso. No me resigno a abandonar los sitios

en donde mi niñez perdió su estrella

ahora que mi sed, reconciliada

con su destino, ávidamente apresa

azules, amarillos, verdes, ocres,

río-cielo, barrancas y riberas.

Quiero quedarme en la sustancia viva,

Quedarme a todo trance, como sea;

Si es necesario, conmover el muro,

Ablandar los rigores de la piedra;

Pero quedarme, porque de algún modo,

yo soy también el pulso de la tierra.


Lilí Canals (San Nicolás de los Arroyos, Buenos Aires, Argentina)




DEJA TU COMENTARIO

4 comentarios:

  1. puta madre!! qué temazo tan bueno!!!! me encanto.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Precioso, es lo que de alguna u otra manera todos quisieramos.

    Lee en mi blog,http://camino-del-sur.blogspot.com/2009/12/si-te-pienso-si-te-pienso-te-palpo-es.html "Si te pienso..." me recuerda a tu poema, siento un sentido como de memoria celular", así para mí es quedarse más allá de fotos, palabras u oficios, como lo es para tí reflejado en tu bello poema.

    ResponderEliminar
  3. Precioso poema con un tema profundo para reflexionar. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Toda una reflexión profunda, muy bueno.

    Saludos

    ResponderEliminar