La musa chillona



ya no sos

el que llama

el que recibe

la correspondencia

de tu ropa/mi ropa

ni el grito

ya no sos

ni siquiera la oreja

que llora

crea/recrea

letras

versos/verbos

palabras/conjuras

ya no

te encuentro

ni con una botella de ginebra

que te delate

o el rumor de tus labios

cuando el agua te quedaba chica.

¿adónde te perdiste?

¿en qué mal paso

te quite

la vida/la sombra?

y ahora que ya nada queda

más que la irremediable pregunta

de qué sustancia

corre por mis sangre/por mis venas

y quiere tomar posesión de cada tecla

de cada palabra

de que sustancia

corre por mi sangre/por mis venas

el zumbido/la voz en off que sangra

y sangra

y

se pasea por mis ojos

por mi cara/por mis uñas

en las páginas/en los sobres.


Mauro Morgan.

mauro_morgan@hotmail.com




VOTÁ Y COMENTÁ LA OBRA

1 comentario:

  1. Es un poema muy lindo*me gusto mucho te felicito!
    Un saludo.

    ResponderEliminar