ULTIMO POEMA


Se ahoga mi pluma en su tintero,
la cuartilla llora olvidada,
y yo… bebo otra copa de vino
donde la nostalgia de tus besos ahogo.

Las palabras vacilantes caen
llenado de dolor el blanco papel,
manchas de tinta que escriben tu nombre,
las tacho, he intento olvidarte.

El vino llena mis venas,
agrio, tempestuoso, te clamo borracho.
Con garabatos te dibujo en el papel
mientas la copa besa mis labios.

Ebrio te acario en el papel,
soñando y reverberando el tacto,
las lujurias escritas con ardientes pasiones
sobre tu cálida piel desnuda.

Bebo, y ahogo la pluma infame
que de nuevo trae tu cuerpo a mí hoy,
llenando de turbación mí deseo
que en versos profanados al olvido canto.

Ya serán mis últimos poemas,
pues junto a tu retrato de garabatos,
yace vacía la copa de vino y a su lado,
amartillada una pistola callada.

Francisco Romero Díaz
Paco
26-03-10

DEJA TU COMENTARIO

1 comentario:

  1. Me ha encantado !!!
    Un poema...precioso.

    Besos.

    Amelia

    ResponderEliminar