SURGIMIENTO



Los versos se convulsionan

en mí para intentar ser

poesía campirana

deseosa de amanecer.

En la ermita se refugian,

luego sus sueños analizan

vertiendo el aroma

a la hoja donde las palabras

se unifican con lo sublime,

deslizándose en ondas reverentes

cuyo rito se eleva

al sagrado templo

donde se avivan

las llamas sempiternas

de los sentimientos y deseos

más puros del amor.




Jaime Botello Valle

 
DEJA TU COMENTARIO

3 comentarios:

  1. PRECIOSO!!! NO SE COMENTAR,PERO ME GUSTO MUCHO
    SALUDOS
    LIDIA-LA ESCRIBA

    ResponderEliminar
  2. Me gusta, Jaime. Es muy bueno lo que haces. Mary.

    ResponderEliminar