SABIDURÍA



Salgo a la pradera a mirar el mundo,
se desatan los caminos de la aurora con la paciencia de un octogenario.
En el diván de la cotidianidad inexorable ,ya solo caben tus palabras(padre),
partituras de amor en un concierto de paz.
Sonidos del silencio azul que me rescatan de la nada ,
guíame una vez más (querido padre),sé mi brújula infalible
una vez más.
que los imposibles.. ,los no se puede…. ,los quizás …
naufraguen en un océano de falsedades raquíticas
pues más allá de la aridez de la condición humana
pervive tu voluntad espartana y tu amor infinito, tu mensaje sereno,
mi corazón y el de mis hijos serán tu morada eterna ,
te amo mucho ..

Pablo Racines
paferad005_@hotmail.com

VOTÁ Y COMENTÁ LA OBRA

2 comentarios:

  1. El amor fraterno es el mas hermoso y el menos egoista... hermoso poema, saludos, Reme.

    ResponderEliminar
  2. No hay nada mas perfecto que el amor de un padre a un hijo y vicebersa.....
    Saludos y que pases un buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar